¡A planificar!

Planificar es un proceso continuo que no termina con la formulación de un plan, es una forma de tomar decisiones y formular políticas, una actividad con intencionalidad práctica.


  1. Se planifica para la acción y esta debe ser contextualizada, flexible, innovadora, participativa y cooperativa. Es una actividad que concierne al futuro, comprende un conjunto de procedimientos para elaborar planes programas o proyectos. Cuando uno planifica, prevé y supone una relación de causalidad entre lo programado, lo realizado y los resultados.

  2. La naturaleza de la planificación es ir construyendo racionalmente el futuro de acuerdo con los propósitos u objetivos expresados por los diferentes actores sociales que intervienen en el proceso. Depende de una relación de medios y fines.
    NUNCA OLVIDES QUE…

  3. 1. Una planificación nos ayuda a eliminar el azar y la improvisación. No quiere decir esto que no existe la posibilidad de añadir o cambiar cosas.
    2. Evita la pérdida de tiempo y la realización de un esfuerzo vano.
    3. Permite adecuar el currículo a las características culturales y ambientales del contexto.
    4. No podemos dejar el currículo a la intuición o al desarrollo de un libro de texto.
    5. La planificación no es sólo temporalizar y distribuir los contenidos y las actividades, sino que es un proceso continuo que se preocupa no solo del lugar hacia donde ir sino del cómo llegar a él, a través de los medios y caminos adecuados.
    6. La planificación nos permite ver qué, cómo, cuándo y con qué vamos a trabajar los contenidos y por tanto nos permite sistematizar los procesos y de esta manera evitamos dar palos a ciegas.


Fuente: Planificación Efectiva de la Labor Docente, Para Educadores y Educadoras año 2003. Larissa Pelletier y Rosa Divina